Manto Revelado

Cómo ha cambiado la realidad y el concepto de normalidad con el pasar de las semanas, he intentado mantener al margen de toda opinión, pero el crudo e indolente mundo ha mostrado sus garras una vez mas. Los ricos dan la espalda a los pobres, y lo peor es el lucro de la pobreza en la política y cómo aun en la miseria buscan el beneficio propio, de una clase corrompida por la avaricia.

Tampoco me es indolente el racismo revelado una vez mas en países tan desarrollados, así como la normalidad de la violencia, abuso y discriminación en otros lugares menos afortunados. Me sorprende y aterroriza sentir aquella sensación; sin asombro de la normalidad en que nuestros políticos y lideres busquen el beneficio personal y esperar lo peor de ellos, y que para la sociedad sea una normalidad, y muchos justifiquen eso de un país. Que exista un sistema de salud exclusivo para ricos, donde los mejores beneficios y descuentos sean para este sector favorecido, y deudas, créditos y embargos para otros menos afortunados que no pueden costearse un simple resfriado. Hemos creado desigualdad en el desarrollo, y hemos buscado nuestro beneficio por sobre nuestro prójimo.

Para que hablar del abuso a nuestros niños, que día a día se han visto expuesto, en torturas, violaciones y abusos. Hemos corrompido nuestra raíz, nuestro futuro; y sin embargo lo que vemos, es el reflejo de lo que el pasado ha sembrado en nosotros, y nosotros en el porvenir.

No se si soy solo yo, al que le duele y molesta la injusticia en todo índole, pero a la vez me siento responsable e impotente mirar desde mi vitrina como el mundo avanza de una manera negativa y perjudicial para todos. Estamos buscando el desarrollo social, económico, científico, militar, etc. Pero todo ello a costa del sufrimiento de muchos y de la comodidad de pocos. Buscamos colonizar marte, y sin embargo aun no colonizamos la pobreza en el mundo. Años y años de estudio para destruir en un segundo el mundo en una posible guerra biológica y atómica, y lugares remotos, islas perdidas en el océano, y poblaciones indefensas vivan con el cáncer en su piel del avance tecnológico.

No somos una civilización racional ni social, mas bien somos un civilización egoísta y maligna. Nos jactamos de nuestros logros, y solo miramos nuestro propio ombligo, y la pobreza, el hambre, la enfermedad sigue avanzando y destruyendo nuestras familias. Nuestros padres cada día se vuelven indefensos, y nuestro sentido de pertenencia cada día desaparece.

Quizás soy solo yo el que piense de esta manera, y vea al mundo como poco a poco pide a gritos su fin. Pero también creo, que desde otra vitrina tengan una mejor percepción y un mayor actuar de lo que estas lineas puedan hacer.

Solo espero, que todo lo acontecido, sea un nuevo respiro y comenzar a nuestra enferma sociedad.

 

©FromBakerStreet
Twitter: @FromBakerSt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s