Suspiro en el Alma

Te ha pasado que mientras la vida avanza, las emociones, sensaciones y pensamientos comienzan a menguar?, que aquellas cosas que antes motivaban y eran motor en la juventud, hoy son solo recuerdos ardientes del deseo que uno fue. Así mismo es como recuerdo las cosas, y miro en el espejo del tiempo, como perdido y escondido entre mis memorias, aquellas veces que corría entre la naturaleza con el solo fin de perderme en la inmensidad de lo natural, u otras en que tomaba mi guitarra y cerraba ojos esperando que una inspiración viniera a mi, y en silencio perfecto ocurrían las ideas y fluían como un rio en primavera.

Hoy mi mente, mas sabia a veces, pero mas lenta en otras, mira con recelo lo que fue en su juventud, en las glorias vividas, en lo que una vez vivió, pensó, soñó. Y si bien, muchas cosas sucedieron como fueron pensadas, otras que son mas del alma, han sido relegadas y perdidas entre aquellos paramos fríos y lejanos, que se pierden entre la espesa niebla. Y miro a mi alrededor las cosas que tengo, y aquella misma vanidad que me causaban en juventud, hoy las miro con condescendencia, a la espera de su útil funcionamiento, pero con la añoranza de aquellos sentimientos honorables, y simpleza del ser que según yo, eran parte de mi.

Que en el paso del tiempo, he visto cómo aquellas utopias se han caído a pedazos, y en otras, aquellas convicciones firmes que una vez me definieron han menguado. Soy un hijo del rigor, lo sé. Tuve la suerte de creer en muchas cosas, pero así mismo, tuve la desdicha de desilusionarme y perderme entre mis propios pensamientos. Hoy, mas herido que vivo, reconozco que no podría ser otro más el que soy, y aun así, con media sonrisa en mi melancolía, vivo presos de aquellos vivos recuerdos. No creo que todo pasado fue mejor, pero si la inocencia de descubrir pensamientos y emociones me motivaban. El deseo de aprender y ser el mejor, fueron un gran motor en mi desarrollo. Aquella hambre de victoria, de conquistas y pasión no solo sacaron mas de un suspiro, sino también le fueron quitando vida a mi vida, y hoy detrás de estas letras, me miro y no me reconozco. Añoro la simpleza de aquellos años perdidos, y de la honestidad de mis inocentes convicciones.

Tan solo es un suspiro del alma, que vienen en momentos difíciles, donde la oscuridad toma lugar entre mis entrañas, y cuyo grito de desahogo, de desespero entre estas lineas se hace presente. No es un auxilio ni un socorros, pero sí es un golpe al ego. Aquel que fue y espera más, y que hoy en su propio cautiverio se ve de lejos perdido, distante, ajeno. No hay cosa mas terrible que la distancia de uno mismo, y el buscarse y no reconocerse. Donde la banalidad se aprovecha de los sentidos, buscando saquear cada vez mas su propia morada.

Vivo del deseo vivo, vivo de la consciencia, mas el alma podrida y gangrenada se pierde en el tiempo, cual zombie con raciocinio y cuál animal enjaulado por su propia miseria. Quizás a veces soy como el hombre de las cavernas, que ve con recelo la luz que calienta y le da vida, y prefiere internarse en su propia oscuridad, esperando sentirse refugiado de lo que para él es un misterio, y perderse en la inmensidad del mundo.

Sin embargo aquí sigo, con una mente que está constantemente en conflicto consigo mismo y con su propia alma, y me encuentro perdido; a veces, y en otras me encuentro en calma.

©FromBakerStreet.
Twitter: @FromBakerSt

Un comentario en “Suspiro en el Alma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s