De las Eras

Se dice que algunas vidas están enlazadas a través del tiempo, se dice que son como hilos rojos unidos a través de la historia, hilos que se entretejen y desmarañan entre besos y abrazos, y que sin percatarnos nos vamos enredando cada vez más en otra madeja y con otras lanas, y este hilo rojo, termina siendo cada vez mas desteñido y gastado; lamentablemente se hace mas viejo.

No digo, ni justifico una idea religiosa o mágica sobre el amor, ya que la misma historia nos ha enseñado que significa amar, odiar, reír y llorar junto a un ser amado, y quizás mi lana este mas enmarañada y desteñida, pero no significa que ya no puedo amar.

Aun así, tengo la percepción que estemos conectados por un antiguo llamado que se escucha a lo largo de las eras, que somos parte de un todo y que mi otra mitad del alma está por ahí, tan perdida como yo, buscando la lumbrera en la penumbra, y la calidez del sol en la oscura media noche de un frio y desolado invierno; y aun así, sigo esperándote.

Que difícil debe ser la agonía de vivir y convivir en soledad, y a veces me encuentro a mi mismo, perdido en mis recuerdos y sueños, extrañando la ausencia de aquel hilo ausente; pero que aun sientes que esta contigo, y te das cuenta de  como duelen las palabras de una voz que fue dulce, del recuerdo de un momento, de pasiones y de virtudes, de un amor casi eterno, casi fuerte y casi bello, inspirando mil canciones, a la mente y al recuerdo, que vacíos hoy se quedan.

En tu ausencia y tu lejanía, no hay mas palabras que el de un corazón arrepentido, de extrañarte en este ensordecedor silencio, y morir en tu recuerdo. De dejar callar las expresiones, y morir en el palpitar de cada uno de mis deseos. Del sueño que nunca me despierta y me atrapa en su pacifico cautiverio. Simplemente soy un prisionero de mis recuerdos, y un adicto a tus labios y cuerpo, y que aun no supero.

Recuerdo tus suaves manos, acariciando mi cuerpo, y cómo aquellas vez nos fundimos en el calor de nuestros deseos. Y hoy, no es más que soledad y delirios, de una ilusión perdida, y que extrañamente la realidad, mi día a día, trae tu recuerdo, como la historia entre las eras, y el sonido a través del eco.

¡Ay hilo mío!… ¿En que madeja te encontraras?.

©FromBakerStreet
Twitter: @FromBakerSt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s